• Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Sexto Experimento de Comparación Round Robin de la OMM/AIEA de Medidas de Gases de Efecto Invernadero y Trazadores Relacionados

 

 


Durante 2014 y 2015 tuvo lugar el Sexto Experimento de Comparación Round Robin de la OMM/AIEA de Medidas de Gases de Efecto Invernadero y Trazadores Relacionados, organizada por el Earth System Research Laboratory de la NOAA (The National Oceanic and Atmospheric Administration, EEUU), que actúa como Laboratorio de Calibración Central (LCC) de la OMM para gases de efecto invernadero. El Centro de Investigación Atmosférica de Izaña (AEMET) participó en dicho experimento de intercomparación, recibiendo dos tanques “incógnita” en julio de 2015 y midiendo intensivamente el aire contenido en ellos para determinar y reportar las concentraciones de dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), hexafluoruro de azufre (SF6) y monóxido de carbono (CO). El 10 de septiembre de 2015, el LCC de la OMM hizo públicos los resultados del experimento de intercomparación (haga click aquí para enlazar con la página web del LCC donde se muestran los resultados). AEMET (Izaña) obtuvo unos buenos resultados en general, siendo su resultado para la medida de CO2 excelente (véase gráfico en la cabecera de esta página): la diferencia en CO2 entre los valores asignados por AEMET a los tanques y los valores asignados por el LCC de la OMM está muy próxima a cero, es decir los resultados de medida son casi idénticos y son bastante mejores que el objetivo de la OMM para este gas de efecto invernadero.

El programa VAG de la OMM marca objetivos de altísima exactitud para la medida de gases de efecto invernadero atmosféricos. La razón es que no solo se quiere monitorizar el incremento anual de las concentraciones de gases de efecto invernadero y su ciclo estacional (anual), sino también obtener a partir de las muy pequeñas diferencias en las medidas simultáneas de unas estaciones a otras, la distribución espacial de los flujos superficiales de absorción y emisión de dichos gases de efecto invernadero, con propósito doble: 1) comprender mejor los ciclos de los gases de efecto invernadero para poder predecir de manera más exacta su evolución futura; 2) utilizar las medidas para verificar y reducir la incertidumbre de los inventarios de emisiones.

La altísima exactitud que marca como objetivo el programa VAG no se puede obtener en absoluto con instrumentos funcionando en modo comercial, es decir, instrumentos operados como indica su manual de instrucciones. Se requiere utilizar técnicas y sistemas de medida complejos, el uso continuo (por ejemplo, cada hora) de gases patrón de calibración (trazables a los patrones mundiales de la OMM) y el procesado de los datos de respuesta bruta de los instrumentos teniendo en cuenta toda la jerarquía de calibraciones. Todo lo anterior requiere de desarrollos por parte de las instituciones/laboratorios que miden dichos gases. Tampoco existe una sola técnica estándar para la medida de cada gas, sino que se potencia el uso de distintas técnicas y la comparación permanente entre ellas para tener la seguridad de que no se está cometiendo un error pequeñito que haga que no se cumpla la muy exigente exactitud objetivo de la OMM. Los objetivos VAG de exactitud son alcanzables para algunos gases con las técnicas actuales, mientras que para otros gases se está cerca del objetivo pero aún no es posible alcanzarlo. Como ejemplo, el objetivo VAG para el CO2 es que el error en la medida ha de ser menor de 0.1 ppm para el hemisferio norte y 0.05 ppm para el hemisferio sur (ya que en este hemisferio, los gradientes espaciales de CO2 son menores). Teniendo en cuenta que la fracción molar actual es de unos 400 ppm, esto implica que el error relativo en la medida de CO2 ha de ser menor del 0.025% para el hemisferio norte y del 0.013% para el hemisferio sur.

Una de las actividades de intercomparación más importantes que realiza la OMM a fin de controlar la calidad y la consistencia entre laboratorios de las medidas de gases de efecto invernadero, son los Experimentos de Comparación Round Robin de la OMM/AIEA de Medidas de Gases de Efecto Invernadero y Trazadores Relacionados. En dichos experimentos, el LCC de la OMM envía a todos los Laboratorios/Instituciones participantes unos tanques de alta presión que contienen aire patrón de concentraciones desconocidas para los distintos gases de efecto invernadero. Los participantes han de medir el aire de dichos tanques y asignarle concentración para los distintos gases de efecto invernadero. Todos los participantes reportan (de manera privada) las concentraciones que han medido al LCC (NOAA-ESRL-GMD) utilizando una aplicación web. Una vez todos los laboratorios han medido dichos tanques, el LCC hace públicos los resultados y los compara con los valores asignados por el propio LCC (que son los que se utilizan como referencia, al ser el LCC el que mantiene las escalas de medida de gases de efecto invernadero de la OMM).